El Derecho a la Identidad, una crisis en los Venezolanos (parte 1)

Hace unos días me preguntaban en un foro que dictaba, ¿Qué es el derecho a la identidad?, dado que hoy hay más de 5.4 millones de Venezolanos deambulando por el mundo, y muchos de ellos hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad sin precedentes, sin documentos de identidad, algunos, otros con documentos vencidos, los cuales carecen de legalidad frente a los estados receptores,  y un sin número de niños apátridas por el no reconocimiento de estos, lo cual a mi modo de entender constituye una gran violación al derecho a la identidad.

¿Pero que es El derecho a la identidad? Se puede entender como un derecho fundamental de todo ser humano, y es necesario para poder beneficiarse de los otros derechos humanos, sin la adquisición del derecho a la identidad se ve obstaculizado que un ser humano pueda tener acceso a otros derechos fundamentales de primer orden. Por ello, es importante entender la magnitud e importancia que reviste este derecho para el goce y disfrute efectivo de los derechos de un ser humano, pero también la importancia que tiene para los estados, la observancia de este, para el desarrollo pleno de las sociedades.

Desde el momento del nacimiento (alumbramiento), todo ser humano tiene derecho a obtener una identidad, esta incluye la necesidad de obtener un nombre, apellido, fecha de nacimiento, sexo y nacionalidad.  La Identidad es la prueba de la existencia de una persona como parte de una sociedad, como individuo que forma parte de un todo; es lo que la caracteriza y la diferencia de las demás. Todos los niños tienen derecho a poseer una identidad oficial, es decir, a tener un nombre, un apellido, una nacionalidad y a conocer la identidad de sus progenitores.

Desde el nacimiento, todo niño tiene derecho a tener un nombre y un apellido, y el mismo debe ser registrado inmediatamente después de su nacimiento, ya que los padres tienen la obligación de informar el nombre, el apellido y la fecha de nacimiento del recién nacido, para ser incluidos en el censo poblacional de cada país, aunado a que esta acción supone el reconocimiento inmediato por parte del Estado de la existencia del niño, y la formalización de su nacimiento ante la ley, con el registro  del recién nacido, se permitirá al niño preservar sus orígenes, es decir, las relaciones de parentesco que lo unen a sus padres biológicos. Un niño tiene derecho a adquirir una nacionalidad. Según las circunstancias en que se adquiera la nacionalidad puede ser de diferentes tipos

Diferente según la legislación de cada país, las variantes pueden resumirse en cuatro principios jurídicos expresados en latín:

  • Ius sanguinis: derecho de sangre. La nacionalidad se adquiere como consecuencia de haber nacido de unos determinados progenitores (poniendo como requisito la nacionalidad de la madre, del padre o de ambos).
  • Ius soli: derecho de suelo. La nacionalidad se adquiere por el lugar de nacimiento, independientemente de la nacionalidad de los padres.
  • Ius domicili: derecho de domicilio. La nacionalidad se adquiere por el lugar del domicilio, vecindad o residencia legal, poniendo como requisitos determinados plazos o criterios de arraigo (propiedad, trabajo, etc.).
  • Ius optandi: Derecho de optar, es el poder de optar a una nacionalidad distinta de la que se ostenta; tiene lugar cuando la persona puede escoger entre dos o más nacionalidades originarias, o, lo que es lo mismo, cuando no concuerden el derecho de suelo y el derecho de sangre (ius soli – ius sanguinis) y se puede escoger de entre las nacionalidades a las que se tiene derecho.

Mencionado esto la nacionalidad se obtiene al registrarse en el Registro Civil. Es un elemento muy importante, ya que, en primer lugar, supone el vínculo entre la persona y la ciudadanía, y en segundo lugar, constituye la pertenencia de una persona a una nación. En definitiva, establece la cualidad que tiene un ser humano debido al nexo político y jurídico que la une a la población constitutiva de un Estado. Hoy son muchos los retos en esta materia, son miles los niños venezolanos en estado de apátridas regados por el mundo, según la propia pagina de ACNUR, hoy 25 naciones no permiten la transferencia de la ciudadanía  por ius sanguinis de las madres a sus hijos al momento de nacer; Otro punto importante es la Xenofobia Oficial, la cual puede ocurrir por varias razones, incluida la discriminación contra determinados grupos étnicos o religiosos, o por motivos de género; la aparición de nuevos Estados y las transferencias de territorio entre los Estados existentes; y vacíos en las leyes de nacionalidad. Hoy los venezolanos no solo sufren los desmanes de un sistema de gobierno ilegal y oprobioso, sino que tratando de mejorar sus condiciones huyen sin conseguir una inclusión efectiva en los estados receptores, repito con mucho énfasis, por una Xenofobia oficial. Amanecerá y Veremos….

Suscríbete

Recibe todo el contenido de nuestro blog directamente en a tu correo

Comparte esta información con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MVC Derechos humanos 2021 © All rights reserved.